martes, 27 de julio de 2010

Para eso estamos los amigos "One Shoot" - Tini Black



Los personajes son de la increíble Stephenie Meyer toda la trama de esta historia mía =P
--
-¡Gracias Leah!- me dijo dándome un beso en la comisura de los labios -Haría lo que fuera por un amigo, pero además, lo he disfrutado-
--

“Para eso estamos los amigos”


Después de la buena cena que habíamos preparado y con dos botellas de vino vacías en la mesa cualquier conversación es posible… y ahora Nahuel andaba desatrampado haciendo preguntas y preguntas, desde que entramos a la universidad no nos habíamos visto y hasta hoy coincidimos con los horarios.

-Es lindo tu departamento Leah-

-Lo sé, y lo mejor de todo es que no cobran mucho-

Nahuel soltó una risita por lo bajo y clavo su mirada a la copa que sostenía en su mano mientras pasaba el dedo índice por arriba de esta.

-¿Te encuentras bien?- pregunte preocupada y el solo asintió

-¿Puedo preguntar algo?-

-Ya lo estas a haciendo Nahuel- sonrió negando con la cabeza –Ya anda sabes que puede preguntar lo que sea, excepto de mi ultimas conquistas- levanto las manos en señal de paz

-¿Aun sigo siendo tu mejor amigo?-

-¿A qué viene esa pregunta?-

-Por una vez en tu vida puedes contéstame sin otra pregunta Leah- Nahuel se levanto del sillón casi gritando, me asusto un poco pero me relaje al ver como se recargaba en la pared y poco a poco se iba deslizando hacia abajo para quedar sentado… Me pare del sillón y camine a con él y acompañarle en la posición.

-Lo siento, no pensé que fuera tan importante… Pero ¿No crees que estúpido que me preguntes eso?, digo ¿Ya estamos en la universidad estamos grandes para esas tonterías no?- el negó con la cabeza y yo me sentí la peor persona en el mundo –Nahuel…- levanto su rostro y me vio a los ojos -¡Siempre serás mi mejor amigo pase lo que pase!- el sonrió con esa sonrisa que era mi favorita y me abrazo

-¿Entonces puedes hacerme un favor?-

-Ya sabía que esto tenía algo obscuro escondido, que es lo que quieres Nahu-

-Necesito perder mi virginidad-

Poco me falto para soltarme a reír pero al ver la cara de seriedad que mi amigo tenia lo evite…

Me gustaba Nahuel y quería con el pero no quería que esto afectara nuestra amistad…
Nos quedamos callados por un largo rato y eso hizo que aclarara mi mente, digo solo era un polvo y con mi mejor amigo, ¿Que podría pasar?... Lo mire de nuevo a los ojos

-No me puedo creer que tú nunca hayas estado con una mujer- reímos

-Pues es cierto- contesto riendo y encogiendo los hombros

-Solo quiero saber ¿Porque no lo has hecho?-

-No he encontrado a la mujer indicada-

-Son mamadas Nahu… eso ya paso de moda-

-Para mí no- dijo demasiado serio para mi gusto

-Ok sea lo que sea… ¿Por qué yo?-

-Eres mi mejor amiga y la mujer más especial para mí-

¿Cómo negarle algo a tu mejor amigo si te lo pide de esa manera?, me reí de mi mis
misma, pero sería una estúpida si desaprovechaba la oportunidad. Nahuel se había puesto buenísimo estos últimos meses y por dios que si se me antojaba tirármelo…

-¿Qué te parece si acabamos con esto?- le solté de golpe antes de que me arrepintiera…

Nahuel sonrió

-¿Cómo?- preguntó

-Déjame a mi… ¡ve al sillón!- le ordené e inmediatamente se paró, lo seguí sensualmente caminando hacia él… Cuando me detuve frente a Nahuel puse sus manos bajo mi falda e hice que me bajara las pantaletas…

-Hoy se acabará tu virginidad-

Me agache un poco y puse las manos en su cinturón, lo desabroche con los pantalones y de un tirón baje estos junto con los calzoncillos dejando su miembro bien proporcionado al descubierto, no hubo necesidad de prepararon, ni siquiera a mí que me moje en cuando vi su extensión saludarme, abrí las piernas quedando las de Nahuel entre las mías y su miembro apuntando hacia mi entrada cubierta por la falda escocesa azul de pliegues.

Con la mano cogí su extensión y despacito fui bajando, Nahuel tiro su cabeza al respaldo del sillón al sentir como iba entrando en mí, pero no dio tiempo a mucho más, de repente se tensó y se corrió dentro sin que hubiese podido cabalgarlo.

Me levante algo decepcionada y me senté a un lado de él mientras que comenzaba a subirse los pantalones apenado, nos quedamos sin saber que decir, al final fue

Nahuel el que rompió el hielo…

-¡Lo siento!-

-No hay problema- dije con frustración, porque claro que lo había ahora ¿Dónde
demonios me bajaría la maldita calentura?

-Ya no soy virgen- dijo como si nada y con una estúpida sonrisa en el rostro- Lo siento pero me he corrido demasiado deprisa

-Es normal la primera vez suele pasar- me pasaba las manos por arriba de la cabeza tratando de no hacer notar mi frustración quería que se fuera y llamarle a cualquier chico que me bajara la calentura. Sam, Embry, Paul, el que sea me daba igual ahorita.

-Sí, pero tú no disfrutaste nada- dijo apenado, mi sonrisa se ensancho al pensar en la posibilidad de que él me diera placer –¿Puedo hacer algo por ti?- dijo con una sonrisa de lado

-¿Sigues erecto?- pregunte sin tapujos

-¡Sí!- casi gritó

-La primera vez tienes que correrte y después empieza la fiesta- dije mordiéndome el
labio- Déjame ver-

Nahuel se puso de pié y se bajó los pantalones y sí, estaba erecta, muy erecta…no me había separado mucho de él, le miraba a los ojos y trataba que viera mi deseo reflejado en ellos pero no parecía entender.
Y le besé en la boca, le abracé en el cuello y me colgué en él, no sé qué demonios me llevo a besarlo pero en verdad deseaba tener sus labios pegados a los míos y valla que se sentía jodidamente bien.

Al principio no hacía nada, no se atrevía a tocarme, hasta que mi lengua se movió y buscó su garganta. Me pegué más a él y bajé un brazo a su entrepierna sintiendo como el calor de esta me calentaba mi mano.

Él bajó sus labios por mi cuello.

-Te deseo Leah, no sabes cuánto te deseo- me decía y un gemido casi involuntario salió de mi boca cuando su mano se metía entre mis piernas

-¿Me deseas Nahuel?- pregunte tontamente

- Me vuelves loco Leah, siempre te he deseado- me arranco la blusa de un jalón y solo pude ver los botones volar… Me buscaba la boca con pasión con desesperación.
Me recostó sobre la mesa y me desabrocho el sujetador.

-Me encantan tus pechos-

Y me chupaba y lamía y apretaba contra ellos, rozaba con la punta de su lengua contorneando la redondez de mis pezones.

Mientras su mano izquierda seguía sobándome los pechos, la derecha se metió debajo de la falda y buscó mi centro metió sus dedos y con el pulgar masajeaba mi clítoris.

¿Cómo fregados si era virgen sabía que era lo que me gustaba?...

-Estás muy mojada- no me dio ni tiempo a responder cuando perdí de vista su cabeza.

Sólo veía un bulto debajo de mi falda y sentía su lengua recorrer mi fuente, aunque luego me tumbé en la mesa y cerré los ojos porque parecía un maestro en buscar absolutamente todas mis zonas erógenas. Me estaba llevando al cielo…

-¡Carajo Nahuel!... me voy a correr-

Pude sentir la sonrisa de Nahuel… Era un maldito y yo haciéndole favores, aunque al paso que íbamos el me lo estaba haciendo a mí.

Cuando le volví a ver la cara me había corrido un par de veces y él se seguía burlando de mi gemidos ensordecedores.

-¿Haz disfrutado?- pregunto el muy engreído

-He tenido mejores- conteste restándole importancia

-Está bien quizá con lo que bien cambias de parecer-

-Está por verse- le sonreí levantándole una ceja

-¿Estas lista?- asentí con la cabeza

Sin esperar puso su grande y erecto miembro en mi clítoris e hizo algo que ni por la mente me pasaría que Nahuel haría, con su mano hacía que su extensión rodeara a mi clítoris lo que me hacía gemir más y mas.

-Aquí voy-

Dijo antes de meter su miembro en mi, Nahuel era excelente y no dejaba de gemir me contraía cada vez que él intentaba metérmela más adentro…

Sentía como me penetraba y a decir verdad me dolió de puta madre pero no grité sólo le dije entre pujidos y gemidos que me diera mas… ni de estúpida le diría que me dolía subiría mas su maldito ego, pero es que él era tan grande y grueso que dios mío ¿Porque fregados no me lo cogí antes?

Nahuel se veía gozar y lo adjudique a que mi vagina se contraía cada vez que él empujaba más, sus estocadas eran fuerte y precisa. Cada vez me volvía a penetrarme más duro, eso me gustó.

-¡Házmelo duro Nahuel, lo quiero duro!- me gustaba que él no parara por nada y lo hiciera fuerte

-Te voy a coger hasta por las orejas- me dijo Nahuel al oído

Nahuel me excitaba a sobre manera… me recorría con sus enormes manos cada centímetro de mi cuerpo, me arremetía contra la mesa con ese vaivén que por dios me estaba volviendo loca.

Me estaba llevando al éxtasis.

-Nahuel-

Grite sin poder controlar

Mi cuerpo se estaba contrayendo de placer. Podía sentir como se comenzaba a tensar haciendo más placentero todos.

-M… me co…rreré- dijo ya sin poder hablar

-Córrete-

-No te i…mpo… rta-

-Pastillas Nahu… anda córrete- lo ultimo lo solté en un grito, me encontraba disfrutando mi propio orgasmo haciendo que mis paredes albergaran el miembro de Nahuel que se corrió siguiéndome, llenándome por dentro y solo dejando salir de mi lo que ya no cavia mas adentro, lo sentí hasta correrse entre mis piernas…

-¡Gracias Leah!- me dijo dándome un beso en la comisura de los labios

-Haría lo que fuera por un amigo, pero además, lo he disfrutado-

No quería darle mucha importancia a esto, pero lo que no sabía Nahuel era que no solo su miembro se había metido en lo más profundo de mis entrañas, si no que ahora él se había metido a mi corazón.


--
Bueno chicas aquí ando de nuevo… y pues dándole la bienvenida a Mixxii que aun no tengo el placer de conocerla pero BIENVENIDA A LA MANADA!!! =D
Ok lo de siempre chicas espero le haya gustado y un beso a todas…

KoNaLiTiAd Las amoooooooooo re te ARTO jajaja

Y mi Adri no escribo tan bien Leah&Nahuel como tu pero jaja el intento no Te adoro mi morenaza =D


Tini Black

7 comentarios:

  1. Gracias Tini!!! Ya te agregue al msn, añademe =D
    Wow!! Me encantooooooo!!!! y el final me mato!!!!
    aaaa!!! mueroooo!! Leah y Nahuel es casi mi pareja favorita ajajajajaj

    te quedo asombroso♥
    Muchos besos♥

    ResponderEliminar
  2. muy bueno el shot tiny! sigue asi un beso a todas

    srita. cullen

    ResponderEliminar
  3. yO QUIERO un amigo asi!!!!! awww NAHUEL SEPSIII BAABAS....
    me rei mucho con quiero que me lo hagas duro, duro X.X Tiny e dejas cada dais mas asombrada

    ResponderEliminar
  4. AMIGOS QUE HACEN FAVORESSSSS..!!! QUIEN QUIERE UNO ASIII..?? JAJAJAJ CREO QUE TODO EL MUNDOOO...YO QUIERO UNO MOROCHOOO...BIEN FUERTEEE QUE SE KKAME JACOB Y QUE SEA LOBOOO JAJAJA

    BESOS ENORMES..!! BUEN LEMMON Y BIEN HOTT..!!

    ResponderEliminar
  5. yo quiero un amigo como ese, donde lo puedo encontrar? estuvo muy hot el asunto ese nahuel quien no lo quisiera enseñar

    ResponderEliminar
  6. si, si, si, creo que me fui al mismo tiempo que el la primera vez, ajajajajajaj(que bruta Irene), ajajajajajajaj
    pero es que las historias con sorpresitas de esas, pues me encantan, te quedo sublime y tan explicito que casi lo vi antemis ojos, fantastico,
    besos y regalame esto cuantas veces quiera usted señorita, qjajajajajjajajajç

    Irene

    ResponderEliminar

Por favor dejanos tu !!AULLIDO!!... asi es, !!TU AULLIDO!!
Y que se escuche fuerte y claro ya que son los que nos alimentan a seguir escribiendo^^
Ademas seras recompensado con un Edward, o el Cullen o lobo que quieras... (Menos Jacob, ese es !MIO!)XP
Kokoro



AULLA!!

Pueden robarte cada frase, cada palabra, cada suspiro y hasta el ultimo de los alientos. Pero, hay algo que tu sabes y que todas sabemos... aunque te roben todas tus ideas siempre tendras mas y mejores, por que luego de cada golpe siempre volveras mas fuerte.
Gracias Annie...