martes, 3 de agosto de 2010

Desafiando al destino "One Shoot" -Tini Black




Disclaimer: Todos los personajes son de Stephenie Meyer y la historia es de Tini Black

--

Nuestros cuerpos irradiaban luz propia. Éramos dos volcanes a punto de hacer erupción, el era mío y yo era de él, hasta que el destino nos alcanzara. LEMMON

--

¡Desafiando al destino!

Caminaba por el bosque dirigiéndome a casa…

Definitivamente Seth se debería de considerar muerto. Y yo gran una estúpida por dejarme convencer de ir a la fiesta de Paul, ni siquiera me caía bien como para asistir, pero mamá insistió que no dejaría ir a mi hermano si yo no lo acompañaba, según ella me faltaba "socializar" y es lo que menos quería, si por mi fuera viviría años luz de la Push.

Estaba a punto quitarme ese horrendo vestido y entrar en fase cuando escuche algo moverse entre las ramas…

-¡Oh vamos Leah! ahí mejores opciones con las cuales puedes canalizar tu furia, pensé que tenias mejor imaginación- rio por lo bajo

–¡Muérete Jacob!- reconocería esa risa en cualquier parte y aunque era de noche pude ver bien…sus dientes asomándose en una sonrisa perfecta –Juntarte con vampiros te hace mal niño, ya hablas como ellos


-¡Touché!, un golpe bajo Leah- rio aun más fuerte de lo normal –pero lo de niño no te lo paso. ¿Quién es la que se comporta como niña en plena rabieta? Ya deberías haberte acostumbrado a ver a Sam con Emily– me regreso el golpe

-Sabes Jacob cerca de la playa hay un acantilado… ¿Por qué no te tiras por ahí?- trataba de defenderme pero era verdad lo que me decía. Ver a Sam feliz con Emily me partía el corazón, porque en algún momento yo me imagine siendo ella. –es… es solo que no me esperaba lo del bebe- baje la mirada

-Lo siento Leah, se lo difícil que es para ti llevar esto y te entiendo como no tienes una idea- su sonrisa se borro

Desde que Bella supo que estaba embarazada los Cullen optaron por irse a Brasil.

Jacob quedo devastado, yo trataba de hacerlo reír con mis sarcasmos o por lo menos que peleara conmigo para que dejara de pensar en ella, pero nada funcionaba. Después me di cuenta que algo en mi había cambiado y es una de las cosas que tengo que agregar a mi lista de "Las estúpidas cosas que hace Leah". Me enamore perdidamente de Jacob Black. Nada de imprimación, solo amor a la antigua… como siempre debe de
ser.

-No supo valorar lo bueno que eres Jake- baje la cabeza y me regañe mentalmente… ¡Demonios! ¿Lo dije en voz alta?

-¿Jake?- alzo la ceja, se miraba tan sexy, trataba de idear un plan para salir de mi apuro pero no llegaba nada a mi cabeza– De verdad que te afecto la escena en casa de Paul ¿no?, pero es cierto, soy demasiado para ella – me encanto su tono de autosuficiencia y soltó de nuevo esa risa que tanto amaba

-Cuidado Jacob no queremos verte morir por derrame cerebral, el ego se te está subiendo demasiado a la cabeza-

-¡Oh vamos Leah!, ¿Cuándo aceptaras que te gusto? – ok, eso me tomo por sorpresa y mi mandíbula cayo hasta el suelo

-¿D… de qué demonios hablas?-

-Veo la forma en la que me miras cada vez que me salgo de fase, hay deseo en tus ojos- una leve sonrisa se asomo por sus labios

-Oh, vamos Jacob, no te miro diferente a como lo haces tú- lo dije como si fuera lo más obvio del mundo, pero me fije en su mirada no le parecía nada gracioso lo que le decía, ¿Acaso él?

-Si Leah es lo que estas pensando me gustas y no solo eso –bajo la mirada y sus mejillas se tornaron un poco rojas y eso hizo que las mías estallaran por el calor que subió hasta ellas.

–Creo que estoy perdidamente enamorado de ti, no sé como paso solo sé que quiero estar contigo – me tomo de la cintura y pego su frente a la mía, era una sensación inigualable el solo contacto de su aliento con mi piel me incitaba a mas pero no quería apresurar las cosas.

-Estoy a punto de besarte, pero no sé si me mataras cuando lo haga o tendré suerte y corresponderás- mi cara iba a explotar de lo roja que estaba, agradecí mi color bronceado y la caída de la noche para que el no notara una nueva faceta de mi

-¿Te gusta la aventura no Jacob?, pues ¡hazlo!, aventúrate en mis labios- sonrió de lado y acortamos la distancia que había entre nosotros…
Nuestros labios se juntaron, no era un beso apasionado más bien uno lleno de ternura.
Fue simplemente mágico.

Jacob había cambiado el rumbo de mi vida dándole el toque especial que realmente necesitaba.

Separo sus labios después de un rato...

-Este primer beso, fue como una gota de miel en mis labios, ahora lo tengo comprobado Leah, termine de enamorarme- mi temperatura subía con cada frase que salía de sus labios, pero me termino por matar con lo que me dijo después

-Dame la oportunidad de ser parte de tu vida- estaba totalmente anonadada me sedujeron sus palabras, me conquistó su mirada tierna y apasionada.
Seguíamos con las frentes juntas

–Mírame a los ojos Jake, no juegues conmigo-

-¡Nunca!- dijo mirándome

-¿Enserio estas dispuesto a enfrentar a todos por lo que sentimos?

-Si estamos juntos veras que todo será más fácil- Entrelazamos nuestras manos en silencio

– Tienes mi alma en tus manos Jake – suspire me había desarmado por completo pero en verdad quería estar con él, ser de él.

Sus manos de fuego me tocaban y hacían un recorrido lento por mi cuerpo, sus labios viajaban por el surco de mi cuello reí por lo bajo

-¿Qué pasa?- Pregunto con timidez

-Encontraste mi punto débil- dije entre risitas.

Independientemente de la temperatura que ya de por si era elevada, nuestros labios se juntaron en una guerra de lenguas. Nuestros cuerpos irradiaban luz propia. Éramos dos volcanes a punto de hacer erupción, lo deseaba en ese momento, pero no quería asustarlo con mi desesperación. Sus manos se posaron debajo de mi falda y por primera vez en la noche bendije que mi madre hiciera que llevara un vestido a la fiesta. Inicio un viaje a mi intimidad y toco solo por fuera

-Esta un poco excitada- me sonroje al instante, sabía que había notado que ya estaba más que lista para lo que sea que viniera

-Ten la seguridad que es por lo que provocas en mí- sentí su sonrisa en mis labios.

Me elevo un poco del suelo. Nuestros sexos se rosaron por una milésima de segundo y aun con la ropa de por medio la sensación de placer y lujuria se apodero de mi con el solo contacto del futuro dueño de mi placer. No podría resistir mas, tenía que hacerme suya en ese momento.

Por reflejo mis piernas se enrollaron en sus caderas y lo pegaba aun más a mi cuerpo. Estaba completamente excitadísima y por lo que alcancé a notar, él también, besé el lóbulo de su oreja, gimió.

-¡Le…ah!-

-¿Qué? –Lo mire a los ojos -adivinare ammm… ¿punto débil?– asintió, sonreí y seguí con mi trabajo

-Me quieres volver loco ¿verdad?

-No tanto como lo quieres tú, ¿Qué estas esperando para hacerme tuya-

-Solo que me dieras permiso, es bueno tener un poco de autocontrol en estos momentos-

Sentí como mi ropa interior desaparecía de un jalón. Sus manos viajaban por aquellos rumbos ya por mucho olvidados

-No me parece justo que aun tengas la mitad de la ropa- solté un puchero, era estúpido yo haciendo esas cosas

-Eso se puede arreglar- sonrió -no puedo creer que hoy que ando vestido de fiesta termine mi ropa tirada en el bosque- En un movimiento rápido me levanto y se quito el pantalón y los bóxer, al mismo tiempo que la camisa.

-¡Vaya que eres rápido!– -

-Es lo que provocas en mi- imito mis palabras de hace un rato.

Bajo su mirada y lo seguí igual solo para darme cuenta de lo excitado que estaba, no podría creer que ESO podría entrar en mi.

Me puso a la altura de sus ojos y nos quedamos con las frentes encontradas

-Soy nuevo en esto-

-Lamento corromper tu inocencia- reí por lo bajo

–No te burles- suspiro -no lo quiero arruinar- cerro los ojos

Tome su rostro en mis manos -Se que lo harás excelente mi lobito, un Alpha sabe hacer las cosas bien y si no ¿Para qué tienes a tu Beta?- y le di un beso en la comisura de los labios una línea de blancos dientes se vio en la obscuridad del bosque, lo que hubiera dado por ver con claridad esa sonrisa. Me vio como pidiendo permiso, yo solo asentí mordiéndome el labio inferior. En una sola embestida ya estaba dentro de mí, solté un gemido de placer, y el paró al instante lo mire a los ojos y su mirada estaba llena de culpa, preocupación y tristeza; quizá se había arrepentido. Intente seguir con el vaivén de caderas pero él seguía estático.

-¿Te arrepientes?- pregunte temiendo a su respuesta

No respondió nada, se limito a besarme los hombros con ternura. En una milésima de segundo los besos eran cada vez más intensos conforme nuestras caderas se juntaban en un mar de lujuria, mi espalda se arqueo con el contacto de sus labios en mis senos. Sonreía como una boba y él se daba cuenta de la satisfacción que me causaba.

Centímetro a centímetro sentía como su miembro tocaba las paredes de mis entrañas
con suaves embestidas, que yo hubiese querido que fueran intensas. Me perdí en el momento en que caímos sobre un montón de hojas simulando una cama improvisada. Trate de girarme y tomar el control de la situación pero el simplemente no me dejo. Sentí como salía y entraba en mí. Me incorpore quedando sentada sobre su miembro. Comencé a cabalgar envuelta en fuego, un gruñido salió de su boca, estábamos disfrutando aun más el uno del otro. El placer era cada vez mayor, un placer jamás sentido.

Mis músculos comenzaron a tensarse señal que estaba a punto de llegar a la cima, y él me estaba ayudando bastante al aumentar el ritmo de sus embestidas. El orgasmo no tardo en hacer acto de presencia y con él un sin número de sensaciones deseo, pasión y lujuria, aprisiono mis labios ahogando mis gemidos. Segundos después alcanzamos a tocar el cielo juntos, la sensación de placer fue aún mayor cuando se vino dentro de mí, nada me hacía más feliz en ese momento que hacerlo feliz a él. Me beso
tiernamente mientras me acariciaba...

Mis brazos sujetaban su espalda intentando que este momento jamás se me fuera de las manos, hubiera querido tener derecho sobre él y que nunca se alejara de mí. Esta noche los dos comenzábamos a crear un mundo nuevo, su cuerpo unido al mío, nada podría ser mejor. Un ritual mágico de dos seres mitológicos había llegando a la cúspide en ese momento.

Nos quedamos un tiempo abrazados sin decir nada, después de lo que habíamos hecho las palabras sobradaban…

-Vaya que me hiciste canalizar mi furia en otra cosa- reímos al recordar cómo había comenzado todo esto

-Digamos que esto es menos dañino y más placentero- rompimos en risas de nuevo, pero había algo que no me dejaba en paz

-¿Jake? –

-Mmm…-

-¿Qué pasara con nosotros cuando imprimes?- no podía evitar preguntar eso, esta noche había sido la mejor de mi vida y no quería que solo quedara como un recuerdo, necesitaba saber que seguiría conmigo

-¿Siempre tienes que arruinar todo Leah? –Reímos al mismo tiempo, -No pensaremos en eso por mucho tiempo, si es necesario te secuestrare y viviremos como ermitaños alejados de la civilización, por ahora solo disfrutaremos del tiempo que dure- me miro a los ojos -Ya conteste yo, ¿y si imprimas tú?- vi en sus labios una gran sonrisa

-Me sacaría los ojos si fuera necesario para no ver a nadie más… Entiende esto Jake, jamás te dejaría, no imprimaría de nadie teniendo al mejor hombre a mi lado- conteste y él me apretó más a su cuerpo-¿Puedo hacer una pregunta más?-

-¿Sera tan estúpida como la anterior?-…

-No sé como lo vayas a tomar, pero es una duda que tengo- …

-¡Bien!, suéltalo- suspiro fuertemente

-¿Por qué paraste la primera vez que entraste en mi?, ¿Dudaste en algún momento de lo que hacíamos?-

-Esas son dos preguntas- encogí los hombros como si no me importara y el volvió a suspirar, -Pensé que te estaba haciendo daño- quería soltar a reír pero su seriedad hizo que no lo hiciera

-Eres un tonto Jake. Jamás me harías daño, ¿Qué no lo recuerdas?… Soy una licántropa - bese su frente y el frunció el ceño

-No Leah, en el momento en que decidí hacerte mía, para mi eras una mujer, mi mujer y me enfermo el solo pensar que podía dañarte. Y aunque quería parar la forma en la que intentaste llevar el control de las cosas termino con la poca cordura que me quedaba. Te amo Leah.- me quede totalmente idiotizada por sus palabras, aun que pudiera decirlas no creo que saliera nada coherente.

Sus manos comenzaron a recorren mi espalda desnuda a la luz de la luna y un beso llego a mí como ráfaga de viento

-También Te amo Jacob- sentí su sonrisa bajo mis labios y el volcán de fuego crecer de nuevo casi explotando, obligamos a nuestras manos a recorrer arduamente nuestros cuerpos buscando ansiosos aquel placer que ya habíamos sentido al hacer que nuestro volcán estallara en lava.

Quizá esta noche sería la más larga de mi vida, pero sin duda alguna, la mejor,
llegaremos al éxtasis de nuevo y seré tuya y tu mío. Hasta que el destino nos alcance.
________________________________________



Bueno chicas hoy me puse nostálgica jajaja ando en los recuerdos, les dejo mi primer oneshot este LEAH&JAKE fue el ke me vio nacer komo “escritora” jajaja, kiza algunas ya lo aiian leído y las ke no espero les aiia gustado…

Le doy gracias mi Naty Celeste porke ella fue la ke me dio animos de publicarlo… te amo lobita Beta…

Lii te amo porke siempre eres tu la ke leer mis lokuras la primera vez y por ser la mejor amiga del mundo…

Koko… Adri… Mixxi las amo mis nenas… ustedes son lo mejor chicas

Tini Black


9 comentarios:

  1. simplemente,


    ...............me encanto!!!!

    Vivianne, Colombia.

    ResponderEliminar
  2. okis, aqui empeze a hiperventilar pero de emocion jajajaajajajaja, me encanta leah&jake! seria la pareja ideal!!! diooosss!! me encantoo!! y JODER! eso fue lo primero que escribiste??? WOW, sino lo dices juraria que ya llevabas años escribiendo, tienes un talento super lindo.

    Te kiero♥

    ResponderEliminar
  3. Holaa,, aunque no me gusta mucho las historias de leah y jake, pero esta historia esta curada ustedes escriben exelente!!!

    ResponderEliminar
  4. aww me enkanto kompletamente aunke sea super fans de jake y nessie pero esta historia esta super wwwuuuaaaooo!!!te felicito erezz genial

    ResponderEliminar
  5. Aaaawwww que lindooooo me guuustoooo muuuchoooo enserio Leah merece ser feliz de vez en cuandooXD

    ResponderEliminar
  6. muy buenoooooo..!!! todos mis aplausos..!!!!
    es raro ver a una leah tan enamorada, TAN CALMADA, tan pacifica, jajajaja mas alla de q son tus palabras q por cierto son bellas y hermosas..!!!
    me encanto este osss...muy bueno para haberte visto nacer como escritora, jaja :P
    espero leerte muchas veces mas..!!
    besos enormes..!!

    ResponderEliminar
  7. Sinceramente, la primera vez que leí amanecer pensé que Jacob terminaría con Leah, para empezar por que ni idea de la existencia de Nessie, y para terminar siempre me pareció que había química entre ellos dos, de esas peleas que siempre tenían perfectamente pudo haber nacido ese amor,
    & vaya que lo expresaste bien!
    Mis felicitaciones, si ese fue tu primer escrito, no imagino como serán los demás.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  8. hola tini dejame felicitarte por lo grandioso que escribes aun k fue pokito lo que escribiste en comparacion de tus demas compañeras devo decirte que lo isiste muy bien y ojala que puedas leer este mensaje aun que es algo ya tarde por que la pagina cerro hace mucho... pero espero que lo puedas ver muchos saludos :D

    ResponderEliminar

Por favor dejanos tu !!AULLIDO!!... asi es, !!TU AULLIDO!!
Y que se escuche fuerte y claro ya que son los que nos alimentan a seguir escribiendo^^
Ademas seras recompensado con un Edward, o el Cullen o lobo que quieras... (Menos Jacob, ese es !MIO!)XP
Kokoro



AULLA!!

Pueden robarte cada frase, cada palabra, cada suspiro y hasta el ultimo de los alientos. Pero, hay algo que tu sabes y que todas sabemos... aunque te roben todas tus ideas siempre tendras mas y mejores, por que luego de cada golpe siempre volveras mas fuerte.
Gracias Annie...