viernes, 12 de febrero de 2010

Viviendo felices, comiendo perdices "Cap 07" - Jazzy W.

Disclaimer: Todos los personajes le pertenecen a Stephenie Meyer y la historia a mi amiga Jazzy W.

Capitulo 7

Hormonas y Pintura

-Necesitas comer algo mas-, pidió Edward mientras Bella rodeaba los ojos, miró el tazón con cereal e hizo una cara, en realidad no tenia mucha hambre. Y eso que aun no empezaban las nauseas.

-No, solo quiero terminar de desayunar, pintar el saloncito y acostarme en mi cama a descansar en mi nueva casa… ¡Por fin!-, dijo ella mientras el reía y rodeaba los ojos.

En realidad Bella reprimió el impulsó de gritarle, que lo que quería era saltarle encima pero hasta para ella eso era ridículo, llevaban tres días entre mudazas y materiales, al fin su nuevo hogar parecía presentable y en realidad le gustaba, habían conservados algunos muebles de ella y otros de Edward, combinados con otros que habían comprado con la asesoria de Esme, en realidad habían sido tres días de verdad agitados, entre mueve esto y aquello, la madre de Edward había mandado dos de sus trabajadores a ayudarles y por fin ayer solo quedaba por terminar el cuarto de entretenimiento o el saloncito…como ella lo llamaba, pero eso no quitaba que su cuerpo pareciera estar loco, el cambio había sido agotador y aunque desde hace dos días ya dormían ahí, después de ducharse ella estaba demasiado rendida para cualquier otra cosa, después de su maratón de reconciliación de hace unos días…la “abstinencia” era el infierno ya que en el día se la pasaba pensando lo que en la noche estaba demasiado cansada para intentar, tal vez las hormonas la estaban volviendo loca, ahora mismo mientras Edward estaba de espaldas preparando un café ella solo lo imaginaba desnudo, subiéndola al pequeño desyunador y….movió la cabeza tratando de tranquilizarse, además estaba enojada, el parecía indiferente como si ni se acordara que no se había mas que besado alguna veces en estos días…era frustrante.

-¿Qué pasa Swan?-, le preguntó con una media sonrisa, ella negó con la cabeza y fue a lavar sus platos.

-Nada estaba pensando…si terminaremos hoy de pintar-, comentó ella mientras el hacia una mueca.

-Aun no estoy muy convencido de que tu pintes-, ella rodeó los ojos ante su tono.

-Otra vez no Cullen, Esme se aseguró que la pintura no fuera toxica y como ayer fue el ultimo día de Henry y Steve, bueno no acabaras solo-, contestó ella mientras el la miraba casi pensando en sus argumentos.

-Si… ya quiero terminar-, Bella no lo miraba cuando lo dijo pero su tono la hizo estremecer, así que su cuerpo de nuevo tuvo pase al psiquiátrico, se giró con las manos húmedas y se seco en la playera de dormir de Edward

-Mira no sabia que mi pijama servia de toalla de cocina-, rió el mientras ella deslizaba sus manos por el pecho.

-Yo también ya quiero terminar Cullen-, anunció ella contra sus labios mientras el la miraba.

-Hummm...-, murmuró el mientras ella sonreía

-Sabes…pienso que pintar es lo mas aburrido del mundo-, ella enarqueó la ceja ante su comentario.

Se mordió el labio mientras su cuerpo parecía sufrir de combustión espontánea, deseaba decirle que se olvidaran del saloncito…vamos su habitación ya estaba lista…y la cama… ¡Los esperaba!

-Vayas gracias-, murmuró ella al fin de forma sarcástica

-Ya veo que mi compañía no es estimulante-, continuo mientras el se acercaba y la acorralaba pegándola a la tarja…Bella maldijo pues el prendía el boiler…y sabia no se metería a bañar...lo odiaba por su autocontrol.

-No seas tonta Swan…eres lo único bueno de tener que pintar-, ella sonrío y se alejó antes de que se olvidara de que tenían trabajo que hacer, fue hasta su habitación y se dispuso a cambiar de ropa.

El se quedo terminado su café mientras ella subía al segundo piso de la casa donde había dos recamaras, entró a la que habían escogido como su habitación, las paredes eran blancas dándole luminosidad, una gran cama con la cabecera de madera rustica, un tocador con finos acabados del mismo material, un cómodo sofá blanco en una de las esquinas, la puerta del baño y las del closet, lo abrió buscando algo que pudiera usar para pintar , se puso una camiseta ligera de tirantes color azul claro…aun sin encontrar un pantalón que pudiera utilizar sin importara si se llenaba de pintura.

Se imagino casi sin pensarlo a Edward, sudoroso, pintando, como una fantasía en donde el trabajador que arregla la casa va y se mete con la dueña…

-Te estas volviendo loca-, murmuró mientras sostenía una falda de mezclilla, su madre se la había regalado de navidad, típico…Reene no conocía sus gustos, pero bueno tal vez ahora si la utilizaría.

Edward entró a la habitación para mirar a su novia ataviada con una blusa de tirantes, una falda de mezclilla corta de tablones y unas sandalias, la coleta le estilizaba las facciones… ¿Quería matarlo?, la deseaba mas que a nada en el mundo, pero sabia que la mudanza había sido pesada, no habían parado, lo único que quería era acabar y por fin tal vez esta noche poder de nuevo perderse con ella.

Bella sonrió y le dio un beso en la mejilla antes de bajar al saloncito, el se cambio rápidamente fue tras ella. Uno vaqueros viejos y una playera gris.

-Diablos la ridícula falda de bibliotecaria se va a poner celosa-, murmuró Edward mientras ella le sacaba la lengua, tomó una de las brochas y comenzó a poner periódico en el piso mientras Edward preparaba la pintura.

Bella tomó uno de los botes vacíos de pintura que había ocupado el día anterior y lo giró para poder subirse en el.

-Swan te vas a caer-, regañó Edward mientras ella rodeaba los ojos.

-Claro que no-, murmuró ella mientras se agachaba y mojaba la brocha con pintura, se subió y se estiró para comenzar a pintar, Edward tragó al mirarla, no pudo evitar recorrer sus ojos por sus piernas…Si lo quería matar

Bella giró y sonrió al verlo, Edward supo que su linda novia no era tan inocente en toda aquella situación así que ese juego también podía jugarlo el.

Se quito la playera sin mas mientras Bella gruñía, el sonrió y no dijo mas comenzó a pintar al lado de ella, por minutos ninguno de los dos dijo nada, Edward pintaba recorriendo de a poco hasta llegar junto a ella.

Bella estaba a punto de explotar podía sentir el calor de su cuerpo, ni siquiera el horrible olor de la pintura la distraía, el gesto del torso desnudo le había quitado el chiste a su juego de seducción.

Se bajó y recorrió el bote para pintar otro pedazo de pared.

Edward recorrió un poco mas y se acuclillo para pintar la parte inferior, mientras volvía su rostro hacia ella…o mejor dicho hacia debajo de su falda.

-Vaya no me quiero imaginar el trauma de tus compañeras de escuela…que nadie te dijo que mirar así esta mal-, dijo Bella mientras el sonreía sin apartar la vista.

-Yo no tengo la culpa que hayas elegido ponerte falda-, se encogió de hombros y siguió pintando.

Bella miró de reojo como los músculos de la espalda de el se tensaban con cada movimiento de la brocha.

-¿Qué?-, preguntó el pillándola mientras se levantaba

-No te da pena-, preguntó ella desesperada haciendo que el soltara una carcajada.

-Pena...contigo Swan…ni que no hubieras visto mucho más-, volvió a sonreír mientras se giraba de nuevo hacia la pared.

-Además estoy mas cómodo-, susurró mientras pintaba, Bella gruño bajito, mientras el volvía a bajar para pintar la parte de debajo de la pared….sonrió mientras se bajaba del bote y llenó nuevamente la brocha, Edward no se giró así que lo mas rápido que pudo se quito las bragas y las tomó junto con la brocha, se volvió a subir al bote y dejó caer su ropa interior al lado de su novio.

-Si…la comodidad es importante-, murmuró mientras el miraba primero la prenda y luego a ella, así agachado no le costaba imaginar mucho lo que había debajo de la falda.

-No es graciosos Swan-, gruñó el con los dientes apretados.

-¿No?-, preguntó ella divertida y siguió pintando un segundo antes que el se levantara y la jalara hacia abajo, contra su cuerpo, dejo que sus pies tocaran el suelo mientras la miraba, Bella ya no podía esperar, el embarazo, su amor o lo que fuera la estaba volviendo loca.

-Así no vamos a terminar hoy-, regañó Edward de nuevo, pero sus manos la acercaron más.

-Bien entonces sigamos pintando Cullen-, bromeó ella mientras Edward deslizaba una mano por debajo de su falda.

-¿Crees que soy de plástico?-, preguntó el con voz ronca mientras ella enarqueada una ceja.

-Tu empezaste-, susurró ella contra sus labios.

-No…Swan tu empezaste, desde que te pusiste esto-, el levanto un poco su falda mientras ella gemía.

-Y que si no acabamos…-, murmuró ella mientras el reía.

-Uno que quiere ser responsable y que no lo dejan-, murmuró el sonriente.

-Tal vez para ti se fácil pero para mi no…-, se separó dándole la espalda solo antes que Edward la atrajera a su pecho de nuevo, abrazándola por detrás

-¿Fácil?-, se río contra su cuello mientras ella gemía bajo

-Si…yo me estoy quemando y tu como si nada…-, Edward levantó mas su falda y llevó una mano a su sexo mientras besaba su cuello.

-Entonces no me crees si te digo que el día que fuimos a comprar la cama quería arrastrarte de5tas de los muebles de exhibición o que ayer que terminamos de colocar al cocina solo deseaba que Henry y Steve desaparecieran…-, el deslizó un dedo dentro de ella mientras Bella gemía y se restregaba contra el.

-Comenzaba a odiarte por tu autocontrol-, murmuró ella jadeando.

-El que tú destruiste con esa falda-, murmuró Edward mientras la giraba y la besaba al tiempo que ella lo envolvía con sus brazos.

Acarició sus piernas y casi con rudeza las jalo, ella lo envolvió sintiendo la tela de su pantalón, la levantó un poco más y la afianzó a su cuerpo mientras ella jadeaba.

-Me vuelves loco Swan…nunca lo olvides-, ella sonrió y lo volvió a besar juntando su lengua, disfrutando las sensaciones de su cuerpo.

Edward caminó fuera del saloncito hasta sentarla en el sofá que estaba en el pasillo, lo habían comprado pensando en ponerlo a mitad del cuarto de entretenimiento.

-No sabes cuánto te extrañe-, murmuró Bella a su oído mientras Edward besaba su cuello y le quitaba la blusa, dejándola expuesta ante sus ojos, Bella lo besó de nuevo y el fue bajando hasta encontrar sus pezones, Bella gimió cuando el los besó y paso su lengua por ellos, bajó mas y mas hasta levantar su falda, sin ninguna intención de quitársela y enterró su rostro en ella, acariciando su sexo, besando y llevándola al limite, Bella se retorció contra el y gimió su nombre mientras se corría sin mucho esfuerzo, Edward recargó su rostro en su muslo y respiró mientras se levantaba.

Bella lo levantó y se arrodilló sobre el sofá para besarle el pecho mientras le desabrochaba el pantalón, lo bajó junto con su ropa interior y paso una mano por su erección, el gruñó y la apartó.

-Date la vuelta amor-, pidió el mientras ella se mordía el labio, se giró dándole la espalda, Edward se arrodilló en el sofá detrás de ella y la atrajo hacia si.

-¿Qué decías sobre pintar Cullen?-, gimió Bella mientras el levantaba la falda, rió contra su cuello y besó detrás de su oreja.

-Muy…muy aburrido-, murmuró antes de inclinarla y entrar en ella, mientras ambos gemían, Edward la abrazaba y acariciaba mientras Bella ponía sus manos en el respaldo del sofá.

-Edward…-, gimió Bella mientras el seguía, era como saciar la sed, solo se oía sonidos monocordes, sin sentido mientras Bella llevó una mano hasta su clítoris y comenzó a acariciarse, las manos de Edward cubrían sus pechos mientras el besaba y murmuraba a su oído

-Te amo Bella-, ella sonrió y apretó su sexo mientras el empujaba, haciendo que sus paredes se cerraran en torno a el llevándolos al limite, a la vereda de un aturdidor orgasmo, Edward se separó y se sentó llevándose consigo a Bella que se acurrucó en su pecho.

-Yo también te extrañe Swan-, besó su frente mientras ella reía.

-Gracias por confirmarlo Cullen-, levantó su rostro y lo besó mientras el sonreía.

-Así que ya no vamos a pintar-, preguntó Edward divertido.

-¿Tu que crees?-, murmuró ella para después volverlo a besar, justo antes de que el timbre llenara el silencio del lugar.

-Eso de verdad puede ponerme de malas-, murmuró Bella mientras el reía, se puso de nuevo la ropa y fue por su playera al saloncito.

Abrió mientras Bella terminaba de ponerse la ropa y salía hacia la puerta.

-Hola Alice-, saludó a su pequeña cuñada mientras ella sonreía débilmente.

-¿Cómo llegaste?-, preguntó Edward dejándola pasar

-Me trajo mamá hermanito-, contestó Alice ante su tono, Bella sonrió y la miró.

-Vienes a ayudar-, preguntó ella sonriente.

-En realidad…quería hablar contigo Bells-, murmuró la pequeña de los Cullen mientras Edward fruncía el ceño.

-¿Y de que…?-, preguntó el curioso

-Dije Bella-, murmuró Alice mientras Bella se esforzaba por no reírse.

-Si si ya…además tengo que terminar de pintar cierto-, miró a Bella mientras esta le sacaba la lengua.

Bella se sentó junto con Alice en la cocina mientras trataba de averiguar que le preocupaba a su amiga.

-¿Qué pasa enana?-, preguntó Bella al fin.

-Nada…la verdad solo no quería quedarme sola-, murmuró Alice sin mirarla

-¿Sola?...y Jasper-, replicó Bella confusa

-Tenia un trabajo para la clase de Ingles-, hizo una mueca…por ahí estaba el problema.

-Y…-, Bella murmuró mientras Alice la miraba.

-Con Heidi…la muy…lo escogió…eso me dijo el-, Bella sonrió al comprender la actitud de su amiga.

-Vamos Alice…por mas que ella lo escoja es tu novio…por favor se cambio de ciudad solo por ti-, exclamó Bella mientras Alice sonreía tenuemente.

-Si ya se pero no es eso…es-, Alice se paró incapaz de hablar.

-De verdad te pasa algo…que paso con la enana que no para de hablar-, bromeó Bella pero Alice ni se inmutó.

-Bella hablo en serio-, replicó ella molesta

-Yo también Alice…mira no puedes tener a Jasper en un cristal y debes de confiar…es la base de todo-, insistió Bella mientras Alice la miraba.

-Lo se…pero eso no quita que Heidi sea mas…-, y otra vez se volvió a callar.

-Alice traigó las hormonas como locas si no me dices de una vez que te apura me voy a enojar-, murmuró Bella tratando de hacerla sonreír.

-Heidi me dijo que tarde o temprano tendría a Jasper para comérselo todito-, contestó Alice entre dientes mientras Bella reía.

-Hay mira esa salió mas enferma que su hermana-, Alice la fulminó con la mirada y Bella se puso seria…

-Alice…solo son palabras, además no veo como que Jasper pudiera hacerle caso…además el ya tiene novia-, Alice la miró y se acercó como temiendo que las oyeran

-Pero nosotros no…-, Bella la miró al fin comprendiendo y se acercó a ella

-No me vas a salir con que Jasper te va a cambiar por sexo verdad-, Alice la miró y Bella rodeó los ojos.

-Alice…haber mírame bien…t e a m a-, la hermana de Edward sonrió.

-Pero a veces quisiera…bueno-, Bella se sintió extraña de que Alice tuviera la confianza de contarle, la hacia sentir que era su familia, la hermana que no tuvo.

-Claro es completamente natural pero eso no quiere decir que sea tiempo, créeme, cuando sea el momento ambos lo sabrán, será perfecto y no tendrás que apresurar nada por miedos-, explicó mientras Alice parecía pensarlo y calmarse

-Así fue para ti y para Edward verdad-, ¡Auch!, Bella desvío la mirada, aja, así merito

-No sabes que ya seria demasiada información- murmuró Alice mientras Bella sonreía aliviada.

-Bien te quedas a comer-, preguntó Bella mientras Alice asentía

-Que prefieres pizza o china…lo siento la cocina aun no se “equipa” del todo-, Alice se rió y negó con la cabeza.

-Pizza para mi Chef-, sonrió y Bella asintió

-Esta bien ahora vamos con el pintor estrella…que le dije que le ayudaría y creo que no he hecho mucho-, murmuró mientras caminaban con una Alice algo mas sonriente.

N/A: Bueno a mi la verdad me agrado mucho este capitulo, me gusto como quedo…jajaja

Gracias por todos sus comentarios, las quiero chicas

Jazzy

10 comentarios:

  1. jajjaajjaa me encato este capitulo creo k os dos cumplieron una fantasia jajajaja
    bella y sus hormonas eso sifue bueno
    esperando al proximo
    AUUUUUUUU!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Es genial :)mejor dicho perfecto!!!!

    ResponderEliminar
  3. es... es... es... sin palabras creo no poder tener o expresar con palabras lo q hizo este capi en mi jajajajajaj me tengo q descargar .. le voy a tener q decir a mi marido para q pintemos juntos jajajajaja me encanto me encanto jajajajaja besitos y espero el proximo capiiiiiiiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  4. JAZZ, te has pasado!! me parti de la risa con este capitulo. por favor sigue y no pares nunca!!! jajaj
    saludos desde España!!!!

    ResponderEliminar
  5. si te qedo mui bienxD!
    jaja pero yo qiero saber como se conocieron edward & bellaxD!!
    jaja
    espero qe publiqes pronto^^
    cuidate besos(K)

    Mapita^^

    ResponderEliminar
  6. linda forma de pintar! este capitulo es fantastico pero quiero k esa "heidi" y esa tonta y...de "lauren" se vallan a la punta del cerro

    ResponderEliminar
  7. NO MANCHEN AHORA SI ME LA ESTAN APLICANDO VERDAD AHORA SOI LA 7 LA VEZ PASADA FUI LA 5 Y LUEGO LA 6 NONNOOOO YA NO LAS VOY A KERER HEHEHEHE :(


    BUENO ESTUBO BUENO PERO ETA BIEN CORTITO ERES MALA...Y PROBECITA DE MI ALICE
    BUENO ME VOY... CUIDENCE
    ATT BREE MONSERRAT

    ResponderEliminar
  8. Jazzy que t podremos decir ... genial ...
    hya esas hormonas de embarazda jajaja... que manera de pintar.... pero aaah no podia ser perfecto debian interrumpir..
    Y alice que se deje de inseguridades.. como m encanta este fic

    ResponderEliminar
  9. si te queso perfecto que hormonas jajaja
    las hormonas de las embarazadas
    A MI TANBIEN ME ENCANTA tu historia besos
    espero el otro capitulo

    ResponderEliminar
  10. estoy segura de ke si alguna vez me caso.....este cap lo tendre muy presente jajajjja
    estubo genial
    y lo de la preocupacion de alice me dejo traumada
    pero edward es tan lindo y sexy....y cuando me lo imagina pintanto ag
    jajaja
    tkm
    besos
    espero el siguiente cap co0n muchas ancias

    ResponderEliminar

Por favor dejanos tu !!AULLIDO!!... asi es, !!TU AULLIDO!!
Y que se escuche fuerte y claro ya que son los que nos alimentan a seguir escribiendo^^
Ademas seras recompensado con un Edward, o el Cullen o lobo que quieras... (Menos Jacob, ese es !MIO!)XP
Kokoro



AULLA!!

Pueden robarte cada frase, cada palabra, cada suspiro y hasta el ultimo de los alientos. Pero, hay algo que tu sabes y que todas sabemos... aunque te roben todas tus ideas siempre tendras mas y mejores, por que luego de cada golpe siempre volveras mas fuerte.
Gracias Annie...