miércoles, 22 de julio de 2009

Amor en subasta "Cap 03" - Kokoro Black

Disclaimer: Adaptacion de la novela de Emilie Rose: Superando secretos. Todos los personajes y nombres le pertenecen a Stephanie Meyer, aunque Jacob es todo mio.


Amor en subasta

Capitulo III – Pasión y celos.

EDWARD POV

Teníamos que salir juntos, así que pensé en elegir la opción menos romántica del paquete y un paseo en un crucero con cuatrocientas personas parecía una buena idea. Seguí a Bella y a la azafata a través de el iluminado salón central, pasando junto a mesas llenas de familias y niños corriendo y brincoteando por todos lados. En ese escenario era imposible que pudiéramos intimidar.

Pero en lugar de llevarnos a una de las mesas familiares del comedor, la azafata se detuvo delante de un ascensor. Nos hizo subir a el. Subimos al tercer piso. Se me hizo un nudo en el estomago. Había cantado victoria antes de tiempo.

El crepúsculo tintaba de color durazno la cubierta superior. No había más que una docena de mesas para dos, alrededor de una pista de baile. Al final de la sala un trío de músicos tocando arriba de un pequeño escenario. El sonido del saxofón nos envolvió. Demonios! La combinación de esa música junto con el sexy vestido negro de Bella ponían en peligro mi autocontrol.

La incomodidad crecía. Seguí a regañadientes a las damas hasta llegar a una mesa que estaba en una esquina alejada. Era demasiado íntimo. Justo lo que no estaba buscando. La elegante mesa era tan pequeña como para tocarle la mano a Bella si yo quería. El problema es que no quería hacerlo!

-¿No era lo que esperabas?- pregunto Bella una vez tomamos asiento.

Demonios! Aun después de ocho años, esa chica todavía podía leer mi mente.

-No sabia que esperar- repuse y le di un trago a un vaso de agua que la camarera nos había dejando justo cuando tomamos la mesa. –Este crucero no existía cuando yo vivía aquí-

-No. Solo lleva unos años. Pero ha tenido un éxito impresionante-

-Ha habido muchos cambios en la ciudad desde que me fui-

Parecía imposible que Bella fuese más hermosa de lo que había sido el día de la subasta, pero lo estaba. Llevaba un vestido de seda negro por encima de las rodillas, que insinuaba todas sus curvas y resaltaba que no llevaba sostén.

Bebí rápidamente otro trago de agua. ¡Maldita sea! ¡Por que me tenia que haber dado cuenta de ese detalle!

Pero, ¿Qué diablos? Soy un hombre y hay cosas que a los hombres no nos pasan por desapercibidas. Los pechos en libertad era sin dudas una de esas cosas.

El barco se puso en marcha y me concentre en mirar a la costa, era una visión mucho más segura que la de la mujer que tenia delante.

La camarera regreso, nos sirvió champaña y desapareció.

-San Diego nunca será tan cosmopolita como New York, pero cada vez crece más y más.-

Ignore mi champaña. Si quería sobrevivir la noche debía mantener mi mente clara.

-¿Por qué asististe a la subasta Bella?- pregunte con un tono que sin querer me salió forzado.

-¿Además de porque tu madre y Rosalie eran las organizadoras y porque Alice, Rosalie y yo fuimos obligadas a asistir?-

No se porque pero me dio la impresión de que mi madre había sido la responsable de ese lío. A decir verdad, no me sorprendía. Mi madre siempre había adorado a Bella. Pero si pretendía hacerla de cupido, iba a llevarse una buena decepción.

-Si. Además de eso-

-Alice, Rosalie y yo tenemos dinero ahorrado. Tenemos un buen sueldo y afortunadamente nos va bien. Queríamos ayudar a la caridad. La subasta nos parecía una buena idea-

-¿Tus amigas también compraron hombres?-

-Si. Pero cambiemos el tema. Háblame de tu empresa- pidió ella después de que la camarera sirviera las ensaladas.

- Yates Vulturi me contrató durante mis estudios. Aro Volturi buscaba quien lo remplazara cuando se retirase. Me enseño todo lo práctico de la carrera, fue más que un mentor para mí. El año pasado se retiro, así que me quede a cargo de yates Vulturi-

Bella rozo mi tobillo por debajo de la mesa. Una chispa de deseo se prendió en mí ser.

-Lo siento- se disculpo ella. -¿y a Yates Vulturi le va bien?-

-Muy bien. Aro tenia la mente mas abierta que mi padre. Jamás hubiera podido ganar los premios que gané por mis diseños locos e innovadores trabajando para yates Cullen- repuse con un tono amargo.

-Tu padre no es tan cerrado como antes- indicó Bella

-Me gustan los cambios que he visto. ¿Quién ha sido capaz de hacer que dejara de anclarse en el pasado?-

- Supongo que yo. Le dije: o nos modernizamos o nos quedamos atrás.-

Sonreí mucho. Ella no se había dado cuenta pero se miraba mas relajada. Hasta se le escapo una sonrisa. Se miraba preciosa. Era increíble. Había logrado convencer a mi padre de innovar. Yo jamás pude hacer eso. Mi perspectiva de Bella creció aun más.

La banda comenzó a tocar una canción un tanto mas movida y algunas parejas se dirigieron a la pista de baile. No pude ignorar como inconscientemente Bella seguía el ritmo de la música con sus hombros. Ella miro varias veces hacia la pista mientras terminaba su ensalada.

Cielos! Bella había pagado mucho por mí en la subasta. La verdad es que yo no tenía derecho a decepcionarla. O a hacerle pasar una mala noche. Tenia que ofrecerle algo por su dinero. Bailar con ella no seria fácil, pero podía arreglármelas. Además que si bien recordaba, Bella odiaba bailar, así que solo seria un baile o dos. Me arme de valor y me pare.

-¿Bailamos?-

Bella levanto la cabeza con los ojos muy abiertos. Se humedeció los labios. Rayos! El deseo empezó a recorrerme y me arrepentí de mi invitación, pero era demasiado tarde como para retractarme. Mire sus ojos chocolates y distinguí que se debatía en aceptar mi invitación o no. Por un momento pensé que me diría que no, pero tomo mi mano y se puso de Pie. Eso se sintió como la más profunda descarga eléctrica.

La guié hacia la pequeña pista, le puse una mano en la cintura y entrelace mi otra mano con la de ella. Bella pego su cuerpo al mió. ¡Encajaban demasiado bien!

-Sabes que no se bailar- bufó apenada

-Haz lo que siempre… déjate guiar por mi-

Me arrepentí al instante de mis palabras. Ella se sonrojo asintiendo y empezó a moverse a mi ritmo.

-Háblame de la entrega que vamos a hacer mañana- pregunte intentando pensar en otra cosa que no fuera en su perfecta silueta mezclada con la mía.

- Todo esta listo para las once. Se servirá un aperitivo a las doce. La fiesta dura hasta que el cliente quiera. Tienes que llevar traje-

-Lo se- conteste moviéndome al compás de la música. No he tenido la oportunidad de revisar la agenda aun. ¿Quién es el cliente?-

-Jacob Black- contesto ella con una sonrisa.

-¿El piloto de carreras?-

-Si. Este es su tercer yate Cullen-

La noticia de que el popular conductor de Nascar: Jacob Black, estaría en Yates Cullen al día siguiente consiguió distraerme del roce de las piernas de Bella. Pero el gusto no me duro demasiado. En segundos ya estaba pensando en que solo unos milímetros y unas delgadas capas de tela me separaban de su cuerpo. ¡Maldita sea! ¡Eso me pasa por llevar tanto tiempo en abstinencia!

Había roto con Tanya hacia cinco meses, después de que en navidad le regalara un collar de zafiros en lugar de un anillo de compromiso. No había salido con nadie desde ese entonces. Mi trabajo me mantenía ocupado.

-Es bueno que los clientes repitan- comente por cortesía

-Si, y Jacob es muy divertido- contesto Bella con una enorme sonrisa. – Le gusta estar al tanto de cada fase de producción y como tardamos por lo regular un año en hacer cada yate, lo vemos muy seguido por aquí. A los empleados les cae muy bien-

Mmmm ya me imagino que tan al tanto le gustaba estar de la situación… en especial de Bella. Me hervía la sangre verla sonreír así cuando mencionaba su nombre. ¿Tendrían algo que ver?

Me desconcentre, di un mal paso y choque contra Bella. La sostuve para que no cayera, tocando las suaves curvas de sus caderas. Sostenerla entre mis brazos era una delicia.

Bella soltó un grito sofocado y me miro a los ojos. Los dos nos quedamos paralizados en medio de la pista. Éramos como una bomba de tiempo… y esa cercanía de nuestros cuerpos… era el activante.

Me acerque a sus labios sin conciencia. Respire su exquisito aroma a Fressias y selle sus labios con los míos. Mi lengua atravesó su boca y acaricio cada rincón… era todo tan familiar. Aun podía recordar su sabor en mi boca. ¿Cómo lo había hecho después de tantos años? Quien sabe. Pero lo hacia. Sabia igual a como siempre recordé.

La sentí derretirse en mis brazos, su lengua acariciaba la mía. El beso se lleno de pasión. Su boca era sedosa, dulce, calida y tenía un ligero sabor a champaña. Deje escapar un gemido desde lo mas profundo de mi ser.

Me acaricio la espalda y sus uñas empezaron a rasgarme sobre la ropa. Si ya estaba encendido eso termino de hacerme arder en llamas. Tome sus caderas y la acerque más. Un estruendo me sorprendió. Aplausos.

Voltee. Las demás parejas aplaudían el final de la canción. Una que otra pareja nos miraba con ojos curiosos y con sonrisas indulgentes.

Maldición. Maldición. Maldición. Volver a casa había sido un error. No podía borrar del todo el pasado, pero estaba seguro de no querer revivirlo. Si se me rompía el corazón de nuevo… no creia poder a volver soportarlo.

Ella dio un paso atrás. Quiso ocultarme su pulso acelerado y se tapo sus mejillas sonrojadas. No tuvo éxito, era mas que obvio que notaria todo en ella. La conocía demasiado bien.

-Nuestra cena espera- musito apretando los puños.

Camino temblorosa hacia la mesa y la seguí. Nos sentamos y note como disimuladamente miraba el reloj. Se coloco la servilleta, se enfoco en prestarle atención a las costillas asadas y metió un bocado grande en su boca.

-¿Debería disculparme?-

Bella se atraganto. Levanto la cabeza de golpe. No sabía que es lo que ella sentía. Creí que lo mas correcto seria tal vez disculparme… el problema es que en realidad no lo sentía. Y eso es lo que mas me mortificaba.

-¿Disculparte por un beso? Cielos, no, Edward. Hemos compartido cientos como este en el pasado. Pero eso ya paso y ahora trabajamos juntos. Procura que no vuelva a suceder ¿de acuerdo?- dijo ella con una sonrisa despreocupada.

--

En la mañana salí a correr. Necesitaba descargar todo lo que me había provocado salir con Bella la noche anterior. Yo me había esforzado en no recordar los amaneceres que habíamos compartido. Tenia que hacer lo mismo con el beso de anoche. Beso que ella fácilmente resto importancia. Beso que a mi me había dejado sin aliento.

Me quemaban los pulmones y mi cuerpo estaba empapado de sudor. Me había excedido en el ejercicio. Pero realmente lo necesitaba. De pronto el sonido de un helicóptero interrumpió el silencio de la mañana. Vi al ruidoso aparato dirigirse hacia el helipuerto que estaba aun lado del área de ventas. Otra novedad de la compañía. ¿Quién podría ser? Al cliente lo esperábamos hasta dentro de cuatro horas más.

Me acerque al aparcamiento mientras cuatro pasajeros bajaban del helicóptero. Bella saludo a los tres primeros de mano. Les sonreía de la manera que solía sonreírme a mí. Tranquilo Edward

-Bells!- grito el ultimo de los visitantes.

Bella sonrió aun mas y casi corrió a acercarse a el. El hombre dejo su maletín en el suelo, abrazo a Bella y la levanto por los aires. Entonces… le planto en beso en los labios.

Casi me tropezó. Mis estomago empezó a retorcerse. ¿Sentía celos? ¡Rayos! De que me servia negarlo. Si. Me estaban matando los celos. ¡Maldita sea! Yo no era nadie para celarla… había perdido ese derecho hacia mucho tiempo.

Levante la vista y fue cuando reconocí a Jacob Black y su equipo. Con los enormes brazos morenos del tipo ese alrededor de la cintura de Bella, fue cuando ella notó mi presencia y se borro su sonrisa.

Me acerque.

-Edward, quiero presentarte a Jacob Black, Seth Clearwater, Embry Call y Quil Aetara. Caballeros, este es Edward Cullen. Hoy sustituirá a su padre-

- ¡Hola! ¿Cómo esta tu padre? – saludo Black dándome la mano.

Tenía los músculos contraídos. No me gustaba nada como Jacob Black rodeaba la cintura de Bella, como si fuera un lobo protegiendo su caza de otros depredadores. Y para acabarla de fregar, no sabía la respuesta a la pregunta que me había hecho.

-Carlisle se esta recuperando bien. Siente no estar aquí, pero llamara mas tarde si Esme se lo permite- intervino Bella oportunamente. – Su esposa esta tratando de apartarlo un poco del trabajo. Solo le deja hacer una llamada al día.

Se me revolvió el estomago. Mi padre me había llamado todos los días y había negado cada una de sus llamadas.

-Tengo muchas ganas de ver a Carlisle. No es lo mismo sin el- dijo Black.

-Llegas temprano- señale con un tono poco diplomático.

-Es que me moría de ganas de ver a mi chica. Tienes suerte de que no viniera a buscarla en la noche- replico Black apretando la mano de Bella.

¿Su chica? ¿De quien hablaba Black? ¿De su barco o de Bella? Podía ser cualquiera de los dos, los amantes del mar solían llamar a sus barcos en femenino.

-¿De quien es la preciosura que esta anclada en el muelle trece? Dijo Black señalando.

-Mía- conteste secamente.

-Es una belleza. ¿Quieres enseñármela?-

-Deja que me de una ducha primero-

-No hace falta que te pongas guapo para mi Cullen- respondió Black.

Bella solo nos miraba sin decir palabra alguna.

-Yo me ocupare de nuestros “clientes”- hice mucho énfasis en la palabras clientes.

-Ya lo ves, mi amada Bella- dijo Black mirando a Bella a los ojos. El joven Cullen se ocupara de nosotros. Tú puedes hacer tus cosas. Pero tampoco te arregles mucho. Mis ojos no resistirían si estuvieses más impresionante que ahora-

Apreté la mandíbula. Estaba enfadado. Y lo peor es que a Bella parecía hacerle gracia los comentarios del don Juan ese. Inclusive estaba sonrojada. ¿Cómo podía interesarse en un hombre así?

-Me encantaría hacer un tour Cullen- dijo Black. –Empezando con tu barco y luego con el mío-

Me trague mis sentimientos. Jacob Black era un cliente.

-Tienes aspecto de saber apreciar un buen yate. Vamos a bordo-

-Una hermosura- comento Black mientras me seguía.

No se porque me había dado la impresión de que hablaba de Bella y no tenia ninguna intención de hablar de ese tema.

-Es mi mejor diseño- comente

Guié a los visitantes indeseados al interior de mi barco y luego les mostré el exterior. Cuando estábamos en la proa, Black señalo hacia una estructura que había implementado.

-¿Esto que es?-

-Es mi moto- comente levantando la estructura para mostrar la Harley que guardaba allí. – Empleo una polea hidráulica para llevarla a tierra-

-Que buena idea! ¿Pueden preparan mi barco para poder tener una igual?-

-Claro-

-¿Cuanto tardaran?-

-Tengo que hablar con producción y saber las medidas de tu moto-

-Tengo un par de semanas. Había planeado tomarme un tiempo libre para estar con Bells. Quiero que estés en el equipo de diseño de mi próximo barco. Tu diseño, unido a la calidad de los yates Cullen, harán que sea una maravilla de yate.

No pensaba quedarme tanto tiempo, pero no consideré importante revelarle ese detalle.

-Siéntete como en casa mientras me doy una ducha. Sírvete lo que quieras del bar- Llamare a Eleazar y veré si nos podemos ajustar al tiempo que dispones-

-Es muy especial- contesto Black poniéndose frente a mi.

-Estoy muy contento con el Crepúsculo-

-Me refiero a Bella-

Permanecí en silencio.

-Pero algún imbecil la lastimo hace años, así que no es muy lanzada-

-Ese imbecil fui yo- dijo con el corazón encogido y la sangre hirviendo.

-Lo se- repuso Black, sonriendo con suficiencia. – La lastimaste así que ni intentes retomarlo en donde te quedaste, Cullen. Llevo persiguiendo a Bella desde hace tres años y no tengo pensado perderla. Ella será mía-

Me enfurecí. ¿Pero yo que podía hacer? No era nada para ella. No era nadie en su vida. Si me hubiera quedado habría tenido que mentir por mi padre y hacerme de la vista gorda o revelar la verdad y romperle el corazón a las dos mujeres que mas amaba: mi madre y Bella.

No, yo no podía tener a Bella. Pero ese Romeo de pacotilla tampoco. Jacob Black no parecía un hombre muy estable. Y Bella merecía a un hombre que la amara para siempre.

-si no lo has conseguido ya, no tienes lo que hace falta. Es hora que vayas a correr a otra pista- musite con una sonrisa cínica.

El solo me fulmino con la mirada, y salio del el Crepúsculo a toda prisa.

Si quería guerra… guerra tendría.



Hola!!! Se que es un capitulo corto… pero es que ya ando cansada… y me tengo que dormir porque mañana me voy de viaje a San Diego… a la Comic-Con!!! AHH!! Besooos y las amo recuérdenlo!!

Ahhh!! Para las que me habían preguntado que si apreceria Jacob… creo que esa pregunta ya quedo contestada!! Jojojojo besoooos^^

Kokoro Black

De peludo a desnudo en un par de segundos: TEAM JACOB!!

14 comentarios:

  1. WOW, CREO QUE QUEDE IMPRESIONADA, ME QUEDE SIN PALABRAS...
    LA VERDAD, ES QUE DE TI NI ME EXTRAÑA...PORQUE DEFINITIVAMENTE ERES LA MEJOR.

    SALUDOS, ESPERO QUE ESTES BIEN...

    ResponderEliminar
  2. simplemente, esta perfecto. Jacob Black, Jacob Black, yo quiero uno para mi solita!! aw estuvo genial. me encantan los celos de Edward. Espero qe lo pases muy bien en la comic-con y que nos traigas lindisimas fotos. y que por su puesto puedas ver de cerca a Lautner, que me tiene loca!! muchísima suerte y muchísimo ánimo, y a ver si nos vemos de nuevo por el msn jejeje besoooos

    ResponderEliminar
  3. ஐ ★GuαÐαz CülLεn★ ♥Sωaиsёa♥22 de julio de 2009, 9:55

    wOw!! Es Algo inesperado lo de Jacob!!(bueno para mi)..!! Amo a Jacob black!!

    Bueno es impresionante.. Increible .. Tan lindo el Capitulo y estare al tanto del Siguiente!!!

    Q la passes Bien en San dieGo.. en el Comic COn!.. Puxa Q lindo i Edward ..con Celos!!!

    zaludOz !!

    ResponderEliminar
  4. perfecto!!!!
    como podria funcionar sin Jacob?
    amiga, eso es saber escribir,
    me encanta que Edward este celoso!!
    y weno que Bella ps nada perdida, jaja

    psatela muy padre en San Diego,
    grita muxote x mi
    y portate mal
    solo no vayas a a hacer locuras y luego te vaya a ver en las noticias detenida, eehhh!!

    cuidate muxo y disfruta de la conve!!

    ResponderEliminar
  5. OMG~~
    ESTOY MUY MUY IMPRESIONADA JEJEJEJE
    ESTA MUY INTERESANTE ESPERO QUE NOS TRAIGAS MUY PRONTO EN PROXIMO CAPITULO
    Y TE QUERIA A CER UNA PREGUNTA QUE PASO CON LAS HISTORIA DE SABI CULLEN
    POR QUE NO LA TERMINAS TU
    POR QUE APUESTO AQUE TU LE DARIAS UN TOQUE MUY MUY BUENO~~
    OUES ESPERO SEGUIR LEYENDOTE JEJEJEJE
    BYE*

    ResponderEliminar
  6. ooohhh dios!! Kokoro que BUEN cap!!
    wow, encerio como dijo "bella" eres la mejor
    termine con la boca abierta sin poder maquinar en mi cabeza lo que le dijo edward a jacob y jacob a edward jaja
    sos una genio! enserio me muero por saber el secreto que lleva edward...por dios no puedo imaginar que paso, se me vienen ideas pero no muy claro...uff quiero leer otro cap ! dios dame paciencia....
    koko te espero q la pases genial en san diego, miiil besos querida loca fanpire!

    ResponderEliminar
  7. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! wow, wow, has hecho algo muy raro, aparece Jacob y aún así amo a Edward en este fic... Hmmm, muy curioso XD me encantó, no sé como describirloooo!!!
    Te amor, disfruta el comic con ^^

    ResponderEliminar
  8. Hhhhaaaaahhhh!!! Jajaja que bien kokoro!! por fin aparece mi jake!!! Jajaj demasiado lindo!! Pero un cosa!! Me pareció q esta como presumidito no!!! Q belloo!! Asi tambien qda lindo!! Hay me lo imagino todo así galán demasiado lindo!! Wuuuao!! Q bello!! Y Edward!! Q se muera de los celos!! Jum!! Jiji ahora falta q aparezca nessie!! Y el loco de emmett!!
    Colle kokoro lastima q ahora toy comentando tarde ;S no tengo suerte para comentar el mismo dia!! Jum q chimbo vale!! Bueno pero si dios quiere este mes q bien todo volverá a marchar bien!! Siempre puntual!!! Bueno como siempre reportandome yo, trinemily!!
    Postdata; q dios te siga iluminando!! Besos xoxo y mosca por hay jum!! ;P jajaj

    ResponderEliminar
  9. Hola! me encantan tus historias y como escribis. Simplemente me encanta :) y esta me esta gustando mucho.
    Sigue asi!

    ResponderEliminar
  10. Waaauuu!!!!! que bueno, este lobito lindo hace que la historia sea mas interesante!!!!!... me encanta!!!

    ResponderEliminar
  11. DIOS NUEVAMENTE ROMEO ENTRA AL ASECHO JAJA ME ENCANTA PERO DIOS NO LO CREO BELLA CON JACOB OTRAVEZZZZZZ JAJJA TE ADORO NO LO CREO TENGO KE SEGUIR JAJA
    BYE BESOS TKM

    ResponderEliminar
  12. me encantó ese Jacob corredor de la Nascar!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Aaaaaauuuu!!!!!
    Ama eres genial!!!!
    no inventes otra vez
    Jacob vs Ed...
    Jaajajajajaja
    Pelea Pelea....

    ResponderEliminar

Por favor dejanos tu !!AULLIDO!!... asi es, !!TU AULLIDO!!
Y que se escuche fuerte y claro ya que son los que nos alimentan a seguir escribiendo^^
Ademas seras recompensado con un Edward, o el Cullen o lobo que quieras... (Menos Jacob, ese es !MIO!)XP
Kokoro



AULLA!!

Pueden robarte cada frase, cada palabra, cada suspiro y hasta el ultimo de los alientos. Pero, hay algo que tu sabes y que todas sabemos... aunque te roben todas tus ideas siempre tendras mas y mejores, por que luego de cada golpe siempre volveras mas fuerte.
Gracias Annie...