miércoles, 9 de junio de 2010

Encuentro Placentero "Cap 11" - Kokoro Black

Disclaimer: Adaptado en la novela de Mauren Child: La hija del magnate. Todos los personajes y nombres le pertenecen a Stephenie Meyer, aunque en las noches Jacob es mío, en el día Edward, y también me presta a Ian, a Jared y a Gabe… para los fines de semana… hahaha



Encuentro Placentero

Capítulo XI – Me importas





Emmett

—¿Qué?

La había sorprendido. ¡Bien!

—Cásate conmigo —repetí, impactado ante la facilidad con la que lo decía.

Cuando había estado planteándome casarme con Marian, me había costado incluso planteármelo, pero me resultó muy natural decírselo a Rose.

Era lo correcto.

—Estás loco —dijo ella, agitando la cabeza. Entonces se echó para atrás y se apartó de mí.

Debía de estar muy aturdida por la nueva noticia. Otro bebé. Nada más imaginármelo la alegría me embargó. Alegría y orgullo. Un sentimiento de expectación que jamás había experimentado antes. Me había perdido muchos momentos con Mia y tenía muchísimas ganas de experimentarlo todo con el nuevo bebé. Quería estar ahí para todos. Tenía que hacerle entender a Rose que hacer las cosas a mi manera tenía sentido.

—Es perfecto, ¿no te das cuenta? —comenté sonriendo—. Ambos queremos a Mia y ahora tenemos a otro bebé en camino, en esta casa hay mucho sitio y tú y yo nos llevamos muy bien,

Rose negó con la cabeza y se quedó mirándome como si le estuviera hablando en chino.

—Tú y yo, Rose, tenemos algo muy bueno —continué—. Podemos formar una familia en esta casa, sin que ninguno de los dos tengamos que ser un padre de fin de semana —añadí, acercándome a ella. Sentí una leve esperanza al ver que ella no se echaba para atrás—. Podemos conseguirlo, Rose. Hay una gran química entre ambos, tienes que admitirlo. Trabajamos bien juntos, ambos queremos a nuestra hija, ¿qué podría ser mejor?

Ella se llevó una mano a la boca, agitó la cabeza y me miró como si hubiera perdido completamente la cabeza.

No comprendía por qué demonios no estaba funcionando esto. Era muy lógico y razonable.

—El amor puede ser mejor, Emmett —dijo finalmente Rose—. Te ibas a casar con Marian.

—No empieces otra vez con eso…

—Pero tú no te habías planteado casarte conmigo hasta que no has descubierto que estaba embarazada. No quieres una esposa, Emmett. Quieres una compañía en tu cama y ser padre.

Fruncí el ceño. Aquello no estaba marchando como había pensado.

—Aunque tuvieras razón… —respondí—, ¿en qué me diferencia eso de ti? Tú misma dijiste que querías ser madre, por eso no esperaste a tener una relación perfecta con un hombre. Fuiste al banco de esperma y obtuviste el bebé que querías. Bueno, pues yo tengo la niña que quiero, aquí mismo. Y ahora me dices que voy a tener otro hijo, ¿por qué no iba a querer ser su padre?

—Tienes razón —concedió ella—. Yo quería ser madre. Pero la diferencia entre nosotros es que para conseguirlo no me casé con alguien a quien no amaba. ¿No te das cuenta, Emmett? El hecho de que quieras a Mia, y que vayas a querer a este bebé, no es suficiente base para un matrimonio.

—¿Por qué no? —pregunté, porque a mí me parecía algo estupendo. Una familia ya formada. Dos personas que se gustan y que disfrutan la una de la otra.

—Mira, estabas dispuesto a casarte por conveniencia…

—¿Podrías olvidarte de ella, por favor? Ya te lo dije; Marian no significa nada para mí.

—Ni yo tampoco —se apresuró a contestar ella—. Esto es simplemente otro movimiento conveniente para ti. Antes, ibas a utilizar tu matrimonio para expandir tu compañía aérea. Conmigo, ampliarías tu familia. Es sólo otro matrimonio de conveniencia.

—Con muchas más posibilidades de éxito —comenté.

—No, no funcionaría.

—Dame una buena razón por la que no fuera a hacerlo —la reté, mirándola fijamente. Estaba completamente asombrado ante la reacción de Rose. Había estado absolutamente seguro de que iba a comprender que aquello era lo mejor.

—Porque te amo, Emmett —contestó ella, esbozando una triste sonrisa—. No tenía ninguna intención de hacerlo y créeme cuando te digo que desearía no hacerlo. Haría que las cosas fueran mucho más fáciles.

No era idiota. Sabía que Rose tenía sentimientos hacía mí, pero no había pensado que estuviera enamorada. Y ya que lo estaba, no comprendía por qué ella no entendía que un matrimonio entre ambos tenía incluso más sentido.

—Estoy realmente confundido —admití, maldiciendo para mis adentros—. Si me amas, deberías estar contenta con esta solución.

—¿Debería estar contenta de vivir una mentira? ¿Contenta de negarme a mí misma la esperanza de que me amen? No, Emmett. Tu idea no me parece bien.

—¡Maldita sea, me importas! —espeté, acercándome aún más a ella.

Rose me miró a los ojos y pude ver que los de ella estaban de un color azul pálido. No reflejaban pasión, ni enfado. No había ninguna emoción que los tornase azul oscuro. Sus ojos sólo reflejaban arrepentimiento y me sentí como si estuviera al borde de un abismo.

Sentí una presión en el pecho y la agarré por los hombros. La acerqué a mí y la abracé estrechamente. Ella se quedó quieta, pero no me devolvió el abrazo ni se echó sobre mí.

—Que alguien te importe no significa que lo ames, Emmett —susurró Rose—. Merezco algo más.

—Es todo lo que tengo para dar —dije.

—Lo sé —contestó ella—. Esa es la parte más triste de todo esto.

En ese momento la solté y sentí una gran vacío sin tenerla abrazada.

Entonces ella se dirigió hacia el pasillo.

—¿Dónde vas? —pregunté.

Rose se detuvo y se dio la vuelta.

—Arriba. Estoy cansada y necesito estar un rato a solas.


Rose

Muy temprano al día siguiente por la mañana, me senté en el comedor. Mia estaba en su sillita, apretando alegremente pequeños trocitos de plátanos en las manos.

Mientras bebía mi té, recordé lo extraño que me había resultado tumbarme sola en la cama la noche anterior. Estaba acostumbrada a tener a Emmett al lado y oírlo respirar. Eché de menos sentir cómo me abrazaba por la cintura. Sin él estaba perdida.

Mia emitió un gritito y levantó ambas manos, las cuales estaban completamente manchadas de plátanos. Sin siquiera darme la vuelta para mirar, supe que Emmett había entrado en el comedor. Nadie aparte de él obtenía aquella clase de recibimiento de Mia.

—Buenos días —dijo Emmett.

Sentí que se me revolucionaba el corazón y que el calor se apoderaba de mi cuerpo. ¿Siempre iba a sentir lo mismo por él? ¿Estaba destinada a pasar el resto de mi vida con una persona a la que simplemente "le importaba"?

—Buenos días, Emmett —contesté.

—¿Has dormido bien? —preguntó él.

—No, ¿y tú?

—Estupendamente.

Indignada, le dirigí una miradita cuando él se acercó a darle un beso a Mia y después me vio a mí. Instantáneamente me sentí mejor al percatarme de que me había mentido; tenía unas ojeras tan oscuras como las mías. Por alguna razón, disfruté saber que él había pasado tan mala noche como yo.

—Anoche me dijiste que necesitabas pasar un tiempo sola —comentó Emmett, sirviéndose una taza de café.

—Todavía lo necesito.

—Bueno, de eso es de lo que quiero hablarte —dijo él—. Ya sabes que me falta personal en el aeródromo, por lo que he decidido ocuparme yo mismo de uno de los vuelos para así darnos un poco de espacio a los dos durante unos días.

—¿Unos días? —pregunté. Me resultó extraño que, aunque había dicho que necesitaba estar sola, oír que él se marchaba no me contentaba en absoluto.

—Sí —contestó Emmett—. Esta tarde voy a llevar a una pareja a París. Así aprovecho para quedarme un par de días y ocuparme de unos negocios.

—¿París? —me sentí invadida por un intenso sentimiento de soledad, pero quizás era mejor que se fuera. Quería que Emmett me amara tanto como a nuestros hijos y no me iba a conformar con menos.

—Si recuerdo bien… —continuó él— una vez te prometí un viaje a Roma.

—Lo recuerdo —dije. Había sido la primera noche que había pasado en aquella casa. Pero las fantasías y el maravilloso sexo que habíamos compartido no remplazaban al amor.

Sabía que él me deseaba, pero el deseo era un pobre sustituto de la necesidad.

Emmett dejó su café sobre la mesa y me miró fijamente.

—Pídemelo y me quedare. Cásate conmigo y haremos ese viaje a Roma.

—No puedo.

Él se apartó de la mesa y no supe si estaba decepcionado o enfadado. Seguramente ambas cosas.

—Está bien —dijo finalmente Emmett—. Piensa todo lo que necesites mientras yo esté fuera. Cuando regrese, arreglaremos esta situación —añadió, acercándose a besar de nuevo en la cabeza a nuestra hija.


Emmett

Regresé a casa antes de lo previsto. ¿Cómo iba a ocuparme de los negocios que teníamos en París si en todo lo que podía pensar era en Rose? Pero lo había intentado. Había paseado por las calles de aquella bonita ciudad y visitado lugares de interés turístico, pero no había sido capaz de disfrutar como normalmente solía hacer cuando viajaba por el mundo.

No me importaba nada, ya que sentía como si me hubieran arrancado el corazón del pecho. Rose ni siquiera me había contestado el teléfono cuando había tratado de ponerme en contacto con ella. Me estaba evitando y ya había aguantado suficiente…

Llegué a casa en medio de la noche, pero no me importó si ella estaba completamente dormida. Iba a escucharme. Iba a casarse conmigo. Y ambos íbamos a ser felices.

Cuando abrí la puerta principal, el silencio que había en la casa me impactó. Entonces subí a la planta de arriba, me dirigí directamente al dormitorio de Rose y abrí la puerta.

La cama estaba vacía y comencé a inquietarme. Me di la vuelta y me dirigí a mi dormitorio. Tal vez ella había entrado en razón y había querido utilizar mi cama… la cama de ambos. Pero Rose tampoco estaba ahí.

Entonces vi que la puerta de la habitación de Mia estaba abierta, pero no había ninguna luz encendida. Sólo había más silencio. Aunque sabía que la cunita estaría vacía, me acerqué a ella. Al comprobar que así era sentí que una enorme sensación de terror se apoderaba de mí.

Rose se había llevado a Mia de la casa. Miré el armario de mi hija y vi que estaba vacío. Tan vacío como mi corazón.

—¿Dónde demonios se han ido? —pregunté en voz alta. La furia y el miedo se apoderaron de mí—. Han ido a casa de Vera.

—¡No le digas nada!

Miré a la mujer de Mike Sullivan, el cual estaba muy adormilado.

—Vera…

—¿No has hecho ya suficiente? —dijo ella, bajando por las escaleras de su casa y mirándome a la vez fijamente—. Déjala en paz.

Mike se movió para impedir que mirara a su esposa y colocó una mano en el umbral de la puerta para impedirme el paso.

—Rose no está aquí —dijo

—Dime dónde está —le pedí.

—Siento por lo que estás pasando. De veras. Pero Rose es una amiga. Y si quiero seguir viviendo con mi esposa…

—Sólo dime si Rose está bien.

—Está triste, pero segura.

Sentí una gran opresión en el pecho. No quería que Rose estuviera triste.

—No sé dónde buscarla —murmuré, más para mí mismo que para el hombre que tenía delante.

—Quizá puedas intentar hablar con tu hermano —ofreció Mike en voz baja.

—¿Con cuál? —pregunté.

—Con Edward.

En ese momento me di la vuelta y me dirigí corriendo al coche, que había dejado aparcado junto a la acera.

Necesitaba a Rose en mi vida, así como al aire, como al alimento, como a la esencia misma de la vida. Necesitaba su sonrisa y su calidez. Necesitaba a toda mi familia de vuelta y las encontraría fuera como fuera.


Hola a todas. Sé que el capí es corto pero así es XD. De hecho sólo queda un capí más, espero poder subírselos el próximo miércoles… porque… ¡ME VOY PARA LOS ANGELES! Jojojo Para las que no lo sabían, me voy a una convención de Eclipse ¡Veré al elenco por segunda vez! Estoy tan feliz que salto en un pie. Me voy el jueves a las 6pm en bus, sola y con todas mis ilusiones puestas en ese viaje *0* Y me regresó hasta el otro miércoles. Les dejaré fotos y les relataré todo con lujo de detalles *0*. Bueno… ya basta de hablar de eso. XD De verdad espero poder subirles el último capítulo la semana entrante. Besoooos

20 comentarios:

  1. Ohh.. me encanta esta historia, sobre todo porque creo que es el primer fic que leo en donde Emmmet no es un "niño" simpático y guapo, sino un hombre hecho y derecho, y donde Rosalie no es una rubia egocentrica y amargada... Mis mas sinceras felicitaciones... y por favor tómale muchas pero muuuuuchas fotos a Robert para nuestro deleite, ya que es el hombre perfecto.. jejeje.. Besotes

    ResponderEliminar
  2. Mi Koko, casi lloro con este capitulo, estuvo lleno de mucho sentimiento... Espero que goces mucho en la convension y que nos cuentes todo, claro esta, jajaja!!! Ahh!! y no olvides las fotos

    Cariños,

    Shandra

    ResponderEliminar
  3. Aaaauuuuuuuuu!!! Me encanto el capi, aunque fuese corto.
    Dios que envidia me das Koko! Quien pudiese acompañarte! Yo me volvería loca si pudiese ir!! Te juro que sería capaz de saltar encima de Taylor! Ufff, menos mal que voy a Madrid al estreno y como ellos tal vez se pasen por allí... vamos, que lo secuestraré! Jajajaja!! Que loca que estoy! ^^

    Un beso muy fuerte, pasatelo genial!

    ResponderEliminar
  4. hay me encantoooo ya falta uno nada mas ? no lo puedo creer !!!! me encantooo sisisis

    ResponderEliminar
  5. Pero por que n le dice que la amaaaaa!!!! Que testarudos son los Cullen, en serio, jaja. Ame el capitulo, pobre Rose, se debe sentir super mal. Y Emmett tambien.

    Hay Koko quien fuera tu, que envidia. Porfaaaa se que te vas a concentrar en Taylor, pero mandale muchos besototes a mi Edward hermoso.
    Besos koko y que te vaya super bien. Trae muchas fotos, de perdis para verlas.

    ResponderEliminar
  6. Ahhh me encanto el capitulo amo emmett y koko que envidia llo vivo en chilito no hay esas comvenciones aaa kiero ir a los angeles aaaaaa
    trae muchas fotitos de taylor lo mas lindo

    ResponderEliminar
  7. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa no se vale no es justooo porque solo uno mas no mi Kokoroooo lloroo.... aaaa a que cosas despeus que nos dejas todas emocionadas y preuntandonos ahoara que nos dice que solo uno buuu peor bueno sabreas que me tiene loquita esta idea y que me da envidia de la buena que vayas a los angeles disfruta tu viaje te amo mi alpha y que buen capitulo miles de besos

    ResponderEliminar
  8. Amo esta historia y espero y si puedas subir el capítulo final. Please tambien sube el de odio amarte porfis.. ya quiero saber que pasa.. y me gustaria saber que piensa Edward sobre la actitud de Bella y sobre todo de Jacob..

    Bueno que estes bien.. y me da mucha envidia de la nueva por que vas ir a ver al elenco de eclipse me encantaría que binieran a México..

    Bueno que te baya bien..

    Bye..

    -/*-B.y.C-*/-

    ResponderEliminar
  9. conke rose se monto en su macho no?
    jajjajaj no ma
    me encanto aunke en realidad no me paresio corto...pero va en gustos no?
    waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    lo del casamiento, jajaja estoy deacuerdo con rose, asta ke emmet no diga lo ke es ovio...ke lo haga sufrir!!!
    jajaja
    y dios...con edward!!!!!
    jajja ya me lo esperava (en sentido figurado) pero me encanta
    y solo falta un cap para terminar la trilogia placentera!!!!
    ajajajajajja
    ke onda no?
    y koko, ya sabes, envidia de la buna
    toma muchas fotos
    y no te presiones por el cap
    disfruta del lapsus con nuestros amados protas!!!
    jajaja
    y si me consigues un autografo o algo?
    jajja
    besos
    bye

    ResponderEliminar
  10. Esta hitoria me amta, es tan perfecta, pobre Rose, yo no querria tampoco un matrimonio solo basado en el sexo y la maternidad.

    Pero tepuedo decir que esperare con dolor hasta el proximo miercoles, para saber como continua esta historia.Y salir de dudas de por que tiene que ir a buscar a Edward.

    Un beso guapa y cuida esa cabecita que vale millones.

    Irene/esperado anochecer

    ResponderEliminar
  11. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO....PORQUE UN CAPITULO MAS PARA EL FINAALLLL..?? HABRA CONTINUACION DE ESTA HISTORIAA..???
    E GUSTARIOA QUE FUERA MAS LARGAAA..
    ESTA PAREJA TIENE MUCHO POTENCIAALL..LA HISTORIA VA DE DIEZ...GENIALLLL...ME ENCANTAAAA
    POR FIN EMET SE ESTA DANDO CUENTA DE LO QUE SIENTE POR ROSEE...AUNQUE ME GUSATARIA QUE SUS SENTIMIENTOS FUERAN MAS FUERTESS...CON MAS POTENCIAAA...NO SEEE...CUANDO EL DIJO SE CASARA CONMIGOOO...SENTI COMO SI LA ESTUIERA OBLIGANDO JAJAJA...ESTE EMMMETTT.....TAN TESTARUDOO..!!!

    ESPERO EL PROXIMO CAPIII..
    BESOS ENORMESS..!!!

    ResponderEliminar
  12. Por favor este capitulo es crucial, espero el próximo pero estas perdonada..si por alli te das cuenta que tienes un peso extra y no lo revisas, es pues..... de seguro mis ganas de estar alli contigo....Dios tan lejos ..cómelo con los ojos y sácame una foto re especial de Edward...por Dios lo amo... y te adoro y envidio por tu gran suerte....Cuidate...y cuida nuestras esperanzas de poder ver fotos de ellos.
    Besos Kokoro. SUERTE....

    ResponderEliminar
  13. Y ahora me quedo fatal!!!! más, más, por favor Roo!!! me muero con estos dos!!!
    Mil besos cielo
    T.

    ResponderEliminar
  14. Wow.... Hay esta Rose tan necia e impulsiva... osea si Emmette necesita entender pero tampoco son así las cosas no puede andar huyendo...

    En fin... Koko estupendo como siempre nos transportas al momento!!!

    XoXo

    ResponderEliminar
  15. waaaaaaaaaa! te vas es verdad ke envidia

    wawa (rana loka) jajaja ame el capi

    EMMETT Y ROSE son tan testarudos ya ke mas

    da si ya se lo dieron todo jajaja

    todos los CULLEN son unos bobo darse

    cuenta de todo kuando sienten ke lo pierden jajaja

    BESOS ^^

    ResponderEliminar
  16. hola koko muaskkk nna me encanto el capi!!!! y que envidai que vayas a ver a los culpables de nuestra gran adiccion!!!! ;P espero las fotos, videos lo que nos traigas de ahi jijiji muaskkk nna diviertete por nosotrs tambien

    ResponderEliminar
  17. Ups... uno más nada más??? NNNNnnnnnnnnoooooooooooooooo!!!!!!!!!!!! jaja quiero más...jaja.
    Bueno, tendré que conformarme. Estará Ros escondida en casa de Edward??? Será idea de Bella quitarla de enmedio para que emmett reaccione? ains... que intriga.
    En cuanto al viaje pasatelo estupendamente y si traenos muchas fotos...

    ResponderEliminar
  18. estuvo sensacional
    espero que te vaya bien
    cuidate
    en tu viajes
    me encanto siguele pronto

    ResponderEliminar
  19. wo0oao0ooa koko
    me super fasino0o0o
    jeje rouse se la baño sin
    mas ni mas lo dejo uff
    y k este kon edward y bella
    uff jeje ojala todo se arregle
    entre ellos promto
    k andes super koko
    se te kieree mucho
    aki iopp naiamcullen

    ResponderEliminar
  20. wo0oao0ooa koko
    me super fasino0o0o
    jeje rouse se la baño sin
    mas ni mas lo dejo uff
    y k este kon edward y bella
    uff jeje ojala todo se arregle
    entre ellos promto
    k andes super koko
    se te kieree mucho
    aki iopp naiamcullen

    ResponderEliminar

Por favor dejanos tu !!AULLIDO!!... asi es, !!TU AULLIDO!!
Y que se escuche fuerte y claro ya que son los que nos alimentan a seguir escribiendo^^
Ademas seras recompensado con un Edward, o el Cullen o lobo que quieras... (Menos Jacob, ese es !MIO!)XP
Kokoro



AULLA!!

Pueden robarte cada frase, cada palabra, cada suspiro y hasta el ultimo de los alientos. Pero, hay algo que tu sabes y que todas sabemos... aunque te roben todas tus ideas siempre tendras mas y mejores, por que luego de cada golpe siempre volveras mas fuerte.
Gracias Annie...